hidrata-tu-piel-este-verano

Es importante cuidar de nuestra piel durante todo el año, pero acorde con los propios requisitos y necesidades de cada época. Con la llegada del verano, empiezan las altas temperaturas, las primeras quemaduras de sol y los chapuzones en la piscina llena de cloro.

Bajo estas condiciones, nuestra piel se vuelve seca y desnutrida. Incluso pueden aparecer los primeros signos de envejecimiento como arrugas y manchas.

Si queremos disfrutar de una piel hermosa y radiante, esta mascarilla de propiedades hidratantes, regenerativas y antisépticas, será una excelente elección para conseguir una piel sana, elástica y nutrida.

Ingredientes:

  • Aceite de coco
  • Aceite de lino
  • Limón
  • Agua del mar

 ACEITE DE COCO

aceite-de-coco-piel- verano

El aceite de coco es famoso por sus asombrosas propiedades, gracias a sus grasas saturadas vegetales, en especial al ácido graso láurico.

El contenido de este compuesto hace que el aceite de coco ayude a fortalecer el sistema inmunológico, además de tener un fuerte efecto antibacteriano, antiviral y antifúngico.

Aplicado sobre la superficie de la piel, es ideal para combatir infecciones, erupciones y eczemas. También ayuda a tratar los pequeños cortes y micro-lesiones de la piel a la vez que alivia la picazón y el dolor después de las picaduras de insectos.

Ayuda a combatir la enfermedad llamada “pie de atleta” – una infección de hongos en los pies. Las pieles con acné también se benefician de este aceite, aunque se recomienda utilizarlo también internamente para lograr un mejor resultado.

Pero no hay que olvidar sus propiedades más cotidianas, ideales para el cuidado diario de la piel, como:

  • Inhibe la aparición de manchas en la piel
  • Retrasa el envejecimiento
  • Retrasa la aparición de arrugas
  • Hidrata y suaviza la piel

Es muy inusual encontrar este aceite con la etiqueta Virgen Extra “prensado en frío”, un sistema de producción que garantiza que el aceite tenga todas las estructuras de ácidos grasos en forma CIS. Por eso mantiene su típico olor a coco, mientras que su versión refinada es casi inodora.

 

ACEITE DE LINO

aceite-de-lino-y-omega-3-piel-verano

Los ácidos grasos poliinsaturados (omega-3 y omega-6) del aceite de lino forman parte del material de construcción de las membranas celulares. El aceite es rico en el ácido graso alfa-linolénico (ALA) también llamado omega-3 madre, que es necesario junto con la vitamina C para estimular la fabricación del colágeno.

Propiedades del aceite de lino usado tópicamente:

  • Altamente regenerativo y antiinflamatorio – ayuda durante el proceso de curación y cicatrización de heridas, pero también en la regeneración de quemaduras del sol. Disminuye las inflamaciones en la piel, nutriéndola al mismo tiempo desde el interior. El resultado es una piel más suave y elástica.
  • Hidratante – evita la pérdida de agua y mantiene un nivel constante de hidratación, gracias a su composición en ácidos grasos poliinsaturados.
  • Vitamina E – mejora la barrera lipídica de la piel. Esto significa, que la piel deja de perder humedad con facilidad y se vuelve más tersa.
  • Regula el sebo – muy importante para pieles grasas y propensas al acné. El aceite de lino ayuda a regular el flujo del sebo, evitando la obstrucción de glándulas sebáceas y la aparición de espinillas.

AGUA DEL MAR

agua-del-mar-y-minerales-piel-verano

El agua del mar le debe sus propiedades antibióticas y antisépticas al hecho de que es una fuente rica de minerales, tales como azufre, calcio, hidrógeno, cloruro, potasio, magnesio entre otros.

También posee un efecto exfoliante y nutritivo sobre la piel, ayudando en el tratamiento de la psoriasis, el acné, la dermatitis seborreica y las alergias. El agua del mar se recomienda especialmente para las pieles grasas y mixtas.

Bajo su influencia la piel se hincha, lo que facilita la exfoliación de la capa córnea, o sea, la capa más externa. Además, las partículas de sal que actúan sobre la piel, mejoran su flujo sanguíneo y eliminan las toxinas acumuladas. Gracias a eso, conseguiremos una piel mejor nutrida, hidratada, suave y firme.

 LIMÓN

Limon-y-Vitamina-C-piel-verano

El limón contiene una gran cantidad de sustancias que ayudan en el cuidado de la belleza. Es ideal para aquellos que sufren de piel grasa o muy seca y callosa. Tiene propiedades exfoliantes, tonificantes y refrescantes sobre la piel. El extracto de limón es uno de los principales ingredientes de cremas antiarrugas para pieles maduras, gracias a sus sustancias rejuvenecedoras. Contiene:

  • Vitamina C – es un antioxidante natural, que neutraliza los radicales libres. También previene el envejecimiento prematuro de la piel, ayuda a combatir el acné y la hiperpigmentación.
  • El ácido cítrico – elimina las manchas y la decoloración.
  • Los flavonoides – ayudan a mantener una piel más joven y suave.
  • Las fitohormonas – mantienen la piel tensa y flexible. Tienen un efecto antiarrugas.

 

 MODO DE PREPARACIÓN

Nuestra piel necesita un adecuado equilibrio entre las grasas saturadas y poliinsaturadas, porque son parte del material que construye las membranas celulares.

Es importante mezclar el aceite de coco con el de lino, así conseguiremos el equilibrio entre los distintos ácidos grasos.

Las grasas poliinsaturadas del aceite de lino flexibizarán las membranas celulares, consiguiendo que entren mejor los minerales del agua del mar y los nutrientes del limón, mientras que las grasas saturadas del coco protegerán la flora natural de la piel.

 

Ingredientes para hidratar todo el cuerpo (si queremos hidratar sólo la cara disminuimos las cantidades respetando las proporciones):

  • 6 ml de aceite de coco
  • 6 ml de aceite de lino
  • 2 cucharas soperas de agua del mar
  • 2 cucharaditas de jugo de limón

 

Preparación:

  1. Es importante que el aceite de coco esté líquido, para eso necesitamos calentarlo. Una manera de hacerlo, es calentar primero un bol con agua hirviendo, después verter el agua y añadir en su lugar aceite de coco.
  2. Cuando el aceite de coco se vuelve transparente y líquido, le añadimos el aceite de lino, agua del mar y el jugo de limón.
  3. Con un tenedor mezclamos los ingredientes hasta conseguir una crema líquida.
  4. La aplicamos sobre la superficie de la cara o todo el cuerpo.

 

  1. Dejamos que la mascarilla actúe durante treinta minutos. Por último, aclaramos la piel con agua (de grifo o mineral), masajeándola hasta que desaparezca la grasa, de esta forma nutriremos e hidrataremos la piel con más eficacia.

Nota: Si no desaparece la sensación grasienta podemos repetir el masaje con agua después de 10-15 min.

 

 

Written by Aceites LinoVita

Leave a Comment