La-anemia-es-un-sintoma

La anemia no es una enfermedad trivial, o fácil de curar con unos simples suplementos de hierro. Esta dolencia puede ser un síntoma de enfermedades mucho más graves. Una analítica de sangre completa es imprescindible para descartar otros problemas. ¿Cómo descubrir las causas de la anemia?

Te sientes cansado – subir las escaleras hasta el final te produce una taquicardia (aceleración de los latidos del corazón), tienes dolores de cabeza, una sensación de frío constante, se te rompen las uñas y pierdes cabello. Todas estas afecciones pueden ser síntomas de una anemia.

Acude al médico

La anemia es una deficiencia de hemoglobina, que es la proteína que se encuentra en los glóbulos rojos (eritrocitos). La función principal de la hemoglobina es transportar oxígeno y entregarlo a todas las células del cuerpo. La anemia por deficiencia de hierro afecta a cerca del 1/4 de las mujeres de 20 a 50 años. Y es a menudo una dolencia subestimada. Parece que es suficiente con tomar un suplemento de hierro, para librarse de las molestias. Nada podría estar más lejos de la verdad.

¿Para qué necesitamos el hierro?

Necesitas hierro, para que tu organismo pueda crear hemoglobina y producir glóbulos rojos. Pero ahí no termina su papel. El cerebro también necesita hierro, más concretamente unas enzimas, que participan en la alimentación de las células nerviosas. La falta de este elemento empeora el rendimiento intelectual. Por lo tanto -dificultad para concentrarse, irritabilidad y la disociación, pueden ser un presagio de la anemia inminente.

¿Cómo detectar la anemia?

La prueba más común es una analítica de sangre, donde está marcado el nivel de hemoglobina. Si el valor de la hemoglobina está por debajo de 12,5g% en las mujeres y 14% en el caso de los hombres, se diagnostica una anemia. El indicador MCV puede determinar qué tipo de anemia padecemos. En una persona sana el valor de MCV es de 80 fl. Si el MCV indica 110 fl, significa que el glóbulo rojo es demasiado grande, por lo tanto, tenemos una anemia por deficiencia de vitamina B12. Si por el contrario, MCV está por debajo de 70 fl, significa que los glóbulos son demasiado pequeños, algo característico de la anemia por deficiencia de hierro.

La-anemia-es-un-sintoma1

La analítica de sangre tiene una desventaja muy importante, y es que diagnostica la anemia cuando ya está muy avanzada. Sin embargo, hay otra manera de detectar una deficiencia de hierro, antes de que empeore. Es una analítica de ferritina. La ferritina es una proteína almacenadora de hierro. Esta prueba es mucho más fiable que la prueba de los niveles de hierro. El resultado de este último puede ser fácilmente distorsionado. Por ejemplo, si la sangre es transportada y permanece en un lugar mucho tiempo, paradójicamente, el nivel de concentración de hierro puede salir muy alto.

Hay que encontrar la causa de la anemia

La gestión de hierro en el organismo está bajo un estricto control. Hay mecanismos especiales, e incluso una enzima especial, que regula la concentración de este elemento valioso. El mecanismo de ahorro de hierro es muy preciso. En una persona sana se absorbe en totalidad. La anemia puede significar, que el hierro se está escapando. Hay que averiguar por dónde y por qué. La causa más común, es la hemorragia menstrual excesiva (una duración de más de 5 días y un gasto de 3-4 compresas al día). Los fibromas también pueden ser la fuente del micro-sangrado. Algunas veces el sangrado se produce en el tracto gastrointestinal, la razón puede ser una úlcera, pólipos o incluso cáncer de colon. Y es la tarea del médico de descartar las enfermedades más graves al inicio del tratamiento. Para eso sirven las pruebas de gastroscopia y colonoscopia – desagradables, pero necesarias en cualquier paciente que sufre de anemia.

Tratamiento adecuado

El tratamiento de la anemia únicamente con suplementos de hierro, sin encontrar la causa del sangrado, es muy peligroso ya que puede dificultar el diagnóstico de una enfermedad más grave. Por lo tanto, si la causa es una menstruación prolongada, hay que iniciar un tratamiento ginecológico, generalmente, se prescribe hormonas. Si es un fibroma, es necesario extirparlo. Si son hemorroides – operarlas y si resultan ser úlceras, hay que tomar antibióticos. Además de eliminar la causa, hay que complementar la deficiencia de hierro. Es necesario tomar el suplemento de hierro prescrito por el médico durante por lo menos medio año. Acabado el tratamiento, es necesario realizar una prueba de concentración de ferritina. Si los resultados son correctos, podemos respirar tranquilamente, y acudir a consulta dentro de seis meses.

 

Written by Aceites LinoVita

    1 comentario

  1. Pilar abril 20, 2016 at 8:39 am Responder

    Hola! Me han detectado anemia por hemoglobina baja en 11. Es muy grave o solo con la pastilla de hierro podría mejorar? saludos

Leave a Comment