cocina-al-vapor

La comida preparada al vapor se ha vuelto tan popular, que podemos encontrar fácilmente una cocina al vapor en cualquier tienda con artículos para el hogar, a precio muy asequible. Sin embargo, cabe destacar que este método no es un invento del siglo XXI que apareció en la cocina junto con la moda de la alimentación saludable. Las cestas de bambú tradicionales han sido apreciadas y utilizadas en Japón y China durante siglos.

SALUD

La cocción al vapor, llamada en inglés steaming (de steam – vapor), es el método menos invasivo de tratamiento térmico de los alimentos. La principal razón, es que conserva la mayor cantidad de nutrientes que contiene el producto, a diferencia de freírlo, hervirlo o asarlo. Cuando hervimos las verduras, la mayor parte de las vitaminas y minerales se filtra al agua (cuanto más tiempo se cocina, más disminuye el valor nutricional del producto) – de esta manera, la parte más valiosa del alimento se pierde al verter el agua. Durante la fritura, se produce la oxidación de las grasas, que a su vez incrementan el número de radicales libres responsables de destruir las células de los riñones y el hígado e incluso del desarrollo de tumores. Por supuesto, la ingesta ocasional de alimentos fritos no causará efectos negativos, pero vale la pena recordar que debería de ser una excepción en nuestra dieta.

Los alimentos cocidos al vapor son la mejor opción para cuidar de nuestra salud. Aparte de poseer vitaminas y minerales, los alimentos preparados de esta manera son dietéticos y de fácil digestión, cuidando así de nuestro cuerpo. Recomendado especialmente para personas que quieren perder peso.

alimentos-saludables-al-vapor

SABOR

Otra ventaja importante de las verduras cocidas al vapor es que no cambian su apariencia. Se mantienen firmes y crujientes, intensificando su color natural. Si no te gustan las verduras hervidas y sin sabor, deberías de probar las que están preparadas al vapor, una alternativa crujiente y saludable. Además de preservar su forma, también se realza su sabor. El vapor ayuda a que los aromas se esparzan uniformemente por su superficie. Por ejemplo, si preparamos de esta forma el pescado, añadiendo unas hojas de tomillo, el aroma impregnará toda la carne. La cocina al vapor permite realzar estos sabores sutiles – con una pequeña cantidad de especias, somos capaces de cambiar completamente un plato. Una pizca de canela, una rodaja de ajo o una hoja de albahaca bastan para convertir los alimentos en todo un festín para nuestros paladares.

Written by Aceites LinoVita

Leave a Comment